Cannabis En Serio

Cannabis HOY. ¿Qué te provoca? ¿Qué piensas, qué sientes al leer algo así? Cannabis, marihuana, yerba, pito… parece que un montón de ideas que viven en un mundo underground y joven se nos vienen a la cabeza. Drogas, narcotráfico, adicción, conductas en el límite de lo anti social. Es entendible. Desde los 30 las corrientes prohibicionistas han hecho un tremendo esfuerzo por instalar estas ideas y prejuicios en nuestro ideario y conversaciones, usando para ello tremendos poderes. Teniendo todo el presupuesto, leyes y fuerza para ello. Pero hoy las cosas comienzan a cambiar.

Y, la verdad, no escribo para el mundo de hoy. Escribo en el mundo de hoy, para el mundo del mañana.

La legalización o despenalización del consumo (demanda), producción (oferta) y comercialización de Cannabis Sativa (específicamente cogollos o flores de Cannabis Sativa, secos o convertidos en subproductos como aceite y otros) se está produciendo a nivel mundial, con un paso cada vez más acelerado, alegando para ello el abanico más amplio de buenos argumentos que jamás haya visto en un debate ético y político como este.

En concreto: desde hace ya varios años la mitad el 60% de los estados de los Estados Unidos permiten la venta para fines medicinales. 5 estados 9 estados (Colorado, Alaska, DC, Washington, Oregon, California, Maine, Massachusetts y Nevada) ya tienen leyes que además permiten su uso recreacional. Pero el tema no se limita a los USA. En los cinco continentes el tema está prendiendo. Países como Australia, Bélgica, Holanda, Colombia, Uruguay, India, Jamaica y España, entre otros, han avanzado y ya permiten algunas formas de oferta y demanda.

¿Qué significa esto? El nacimiento de un mercado nuevo. No todos los días presenciamos algo así. Porque, obviamente, lo único similar entre el mercado de cannabis ilegal y legal, es el producto. Ni las formas de producción, ni la gestión logística al rededor, ni la planificación y evaluación financiera, ni los precios, ni las características de la demanda, ni absolutamente nada es igual. La legalización, está demostrado, inaugura un mercado inédito.

En este blog nos dedicaremos, principalmente, a ese mercado inédito. Porque importa. Importa demasiado. Y no sólo por razones éticas, morales o de simple gusto. Acá vamos a hablar como ingenieros comerciales, como economistas. Vamos a hablar en serio sobre un mercado serio. Porque lo merece, porque ese mercado YA EXISTE en algunas partes del mundo… y es cosa de tiempo para que le demos la bienvenida en nuestro país. Acá nos prepararemos para ese momento. Nos prepararemos para ser expertos en ese mercado. Así como hay quienes hacen carrera en algunos mercados, como el minero, vitivinícola, retailer, etcétera… acá analizaremos las particularidades de ESTE mercado. El mercado del cannabis.

El tema está planteado, la invitación está hecha. Para terminar, una pregunta y una respuesta. ¿Vale la pena? ¿Tiene verdaderamente potencial de ser un mercado importante? Sin duda hablaremos mucho de esto, pero les dejo un par de datos:

En Colorado (donde el cannabis es legal con fines medicinales y recreacionales desde el 2014), que tiene una población de 5,5 millones de habitantes (aprox. 1/3 de la chilena) la industria (legal) del cannabis tuvo ventas de 1.000 millones de dólares el 2015. En un ejercicio teórico rápido, en una población del porte de la chilena, eso serían 3.000 millones de dólares en un año. ¿Cuánto es eso? Vamos a compararlo, pero como queremos hablar en serio, no te vamos a decir cuántas enfermedades AUGE podríamos pagar con eso, o cuántas viviendas sociales se podrían construir. Compararemos tamaño (importancia) de industrias con lo mismo. Así, 3.000 mm USD es comparable en Chile con:

  • Lo que costaría controlar SQM (que tiene el control del negocio del litio en Chile, entre otros minerales no cupríferos).
  • 1,5 veces lo que deja la industria del turismo en 1 año.
  • 15 hoteles Hilton 5 estrellas en el sector más exclusivo de Santiago.
  • 1/3 de los INGRESOS de Codelco el último año.
  • 60% de todas las exportaciones de frutas que hace Chile en 1 año.
  • 6 veces toda la exportación que hace Chile de arándanos en 1 año.